diumenge, 26 de juliol de 2015

Breve introducción a Montessori

¿Qué tal todo, dragones?
Por aquí estamos entrando en la semana 33 y, por tanto, recta final del embarazo.
A petición popular, hoy dejaremos la crianza y la llegada del bebé a un lado, para hablar de educación. Sí, eso que muchos pasan por alto.

Antes de seguir y por si no se conoce todavía, soy educadora infantil. Es decir, en caso de estar trabajando, me encargaría de educar a niños entre 5 meses y 3 años. ¿Y por qué 5 meses? Fácil. Tenemos una patética baja maternal de 16 semanas... A partir de ahí, algunos padres dejan a sus retoños en casa de los abuelos o los llevan a la escuela infantil.
Una vez dicho esto, existen tres tipos de lugares donde llevar a los bebés: guardería, escuela infantil y centro infantil.
¿Diferencias? Guardería es ese lugar anacrónico, pero que sigue existiendo, donde se guardan niños. Las que yo he visto son, básicamente, parques de bolas con aulas y que cuestan un pastón (suelen estar en zonas residenciales)
La escuela infantil es pública. El centro infantil es privado. ¿Diferencias? Evidentemente, el precio. El currículum es el mismo impuesto por el Ministerio de Educación. Los libros con los que trabajan ya... rollos editoriales y de convenios.

Y ya que nos hemos puesto en situación, servidora, al igual que la mayoría de compañeros pertenecientes a la Educación, creo que tenemos muchas carencias en nuestro sistema. Pero muchas, muchas. Por eso, antes de entrar a estudiar el ciclo, ya me había preocupado de documentarme, de saber dónde me metía y, por supuesto, de conocer alternativas.

El método Montessori es una de ellas.

No os voy a dar una clase de Montessori y tampoco me voy a ir por los cerros. Primero porque sería demasiada información para un solo artículo y, segundo... porque no soy una experta en Montessori. Soy una apasionada que, cada día que pasa, descubre algo más bonito de esta forma de descubrir el mundo. Así que os voy a ir colocando enlaces de páginas y demás conforme vaya avanzando el artículo. Para empezar, ¿quién era Maria Montessori? ¿Ya lo habéis leído? Si no lo leéis, no seguimos, ¿eh? Al menos lee la fecha de nacimiento y defunción. ¿Ya? Sigamos pues.

El método Montessori no es nuevo. Nace a finales del siglo XIX y principios del XX y, al igual que otras metodologías que nacieron por la misma época, deja de centrarse en el maestro para hacerlo en el alumno. Empieza algo que, hasta la fecha, no se tenía en cuenta: el respeto al niño.

Parece una chorrada, pero fue toda una revolución. Por poner un ejemplo, los niños eran tratados como animales a los que había que educar a base de reglas... azotando manos.

El método Montessori podría resumirse en cuatro apartados:
  • La mente del niño y su capacidad de adquirir conocimientos
  • Los períodos sensibles
  • El ambiente preparado + materiales
  • El rol del adulto
El tema del ambiente preparado necesita una entrada para él solito. Así que, queda pendiente.
Los períodos sensibles son, sencillamente, la fracción por edades que se parece bastante a nuestro sistema (de 0 a 3, de 4 a 6...)
La mente del niño y su capacidad podría resumirse, someramente, en lo que he dicho más arriba: respeto.
El niño es un ser que bebe y aprende de todo lo que le rodea. No hay que meterle los conocimientos con calzador.

Es el rol del adulto donde, hoy, me detendré un poquito más. El rol del adulto, en Montessori, es observar, acompañar, respetar, mostrar. Parece algo obvio, pero pregúntale a un docente con 35 alumnos de 7 años, en plena primavera, si puede dedicarles sólo 5 minutos a cada uno, a explicarles con cariño y sin levantar la voz, cómo funciona, por ejemplo, una polea.
(No es necesario que un niño de 7 años conozca el funcionamiento de una polea, era por exagerar un poquito)
Se te va a reír en tu cara... o se va a poner a llorar.
Aún así, por suerte, en la escuela podemos aplicar algunas pinceladas Montessori (eso también lo dejo para otro día)

Llegados a este punto, os diré varias cosas:
  • Montessori vivió unos años en Barcelona y trabajó mucho lo que conocemos como «Escola d'estiu» (escuela de verano)
  • Hoy en día tenemos muchos centros Montessori en España. En Valencia, por ejemplo, está Valencia Montessori School. Donde, además, puedes sacarte tu capacitación como guía Montessori.
  • Aunque tu hijo vaya a una escuela infantil, puedes tener una casa Montessori. Abajo os dejo enlaces de blogs donde aplican el método en casa.
  • También existen los llamados Espacios familiares. En Madrid y Barcelona son algo normalizado... en el resto de la península... algo que roza lo mágico. En Valencia, a partir de septiembre, tendremos a Family Tree: Espacio familiar (además de tienda que vende productos para la crianza y la educación y donde se organizan diversos talleres para papis y churumbeles) donde Montessori será la base, el pilar y el límite -si existe- :)
  • Continuará...

Enlaces que os pueden ayudar:
Montessori en casa
Aprendiendo con Montessori
Guía Montessori

Ya sé que queríais una disertación de Montessori, pero, de verdad... es que no me cansaría de hablar del tema. Me pasaría horas y horas hablando de Montessori, de Waldorf, de Pikler, de la escuela libre, de la cooperativa... Y hay tantas y tantas cosas de las que hablar, que poner en práctica, que analizar; pero tenemos muchos días por delante para descubrir juntos.
Esta semana os dejaré un correo para que me escribáis con dudas, sugerencias e intercambio de información.
Y la semana que viene hablaremos de respeto. Eso que a algunos grupos de la sociedad se les olvida.

¡Feliz semana!

PS. Estoy terminando el artículo, lo voy a publicar un día antes por impaciente y ya estoy pensando en escribir mañana... Esto es, como decía mi tete gallego, cuestión de ejercicio. Una vez empiezas a escribir, ya no te paras.



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada