dimarts, 29 de setembre de 2015

Futura mamá, aprende a decir «NO»

Yo no lo practiqué demasiado (y eso que me advirtieron) Durante el embarazo fui soltando «perlas», indirectas y directas. Fui clara, dulce y sutil. A veces, utilicé algún ejemplo cercano para recalcar lo que quería y lo que no.
Pues bien. No sirvió de NADA.
Por eso, futura mamá, aprende a decir «NO». Alto, claro, directo y punzante. Y a quien le pique, que se joda. Así, hablando mal y pronto.
Di «NO» cuando no quieras visitas.
Di «NO» cuando no quieras que cojan a tu hijo en brazos... y se lo vayan pasando como una pelota.
Di «NO» cuando no quieras que lo besen o lo toquen.
Di «NO» cuando te lo quiten de los brazos (lo harán)
Di «NO» cuando te aparten del moisés/minicuna donde está descansando para mirarlo, sobarlo o intentar despertarlo.
Di «NO» a las visitas sin avisar.
Di «NO» a las visitas a horas inadecuadas (no te preocupes, sabrás cuáles son)
Di «NO» a las interrupciones telefónicas mientras amamantas (o das el bibe)
Di «NO» al estrés, al mal rollo, a los comentarios «bienintencionados»...
Di «NO» a tu suegra, a tu cuñada... ¡a tu madre! si llega el caso.

Recuerda que ese niño es TU hijo. Lo has parido TÚ. Lo vas a criar y a educar TÚ. Así que, recuerda, aprende a decir «NO». Defiende a tu hijo como si fueses una leona. No te esperes a estar como yo: enfadada no, cabreada. A la defensiva.

A ver quién es la lista que intenta quitármelo la próxima vez...

1 comentari:

  1. Poniendome al día jejejejejeje, me siento identificada contigo en muchos aspectos, lo sabes, solo añadiria que la edad y el papel de tia y algún día abuela me hace pensar que si no pudiera coger a mi sobrino o nieto en brazos y decirle te quiero incondicionalmente, lo pasaria muy mal,solo espero ser respetuosa con los padres de la criatura aunque me muera de las ganas de acunarlo jajajajajajajajaja.
    Sigue asi, me encanta leerte.
    besets

    ResponElimina